La limpieza con Dióxido de Carbono (criogenia) es una técnica desarrollada en Europa desde la década de los ochentas. Es la técnica más rápida y eficaz que existe en el mercado, la más segura, limpia y amigable con el medio ambiente.

Partículas de hielo seco

 A través de un equipo con tecnología de punta, se aplican partículas de hielo seco a una temperatura de -80 o C a una velocidad de 300 m/s sobre la superficie a limpiar. Lo que produce un choque térmico que produce el desprendimiento de partículas de suciedad.
De esta forma la capa de suciedad se contrae, se rompe y se desprende de la superficie a limpiar, en el choque, el hielo seco pasa inmediatamente al estado gaseoso sin producir humedad o líquidos.

Sistema ecólogico

 Nuestro servicio se desarrolla sin utilización de agua, solventes o químicos nocivos para la salud humana, protegiendo el medio ambiente, logrando una limpieza en seco, libre de escurrimientos y suciedad adicional.
No es clasificado como cancerígeno por la IARC (Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer), el NTP (Programa Nacional Toxicológico, USA) y OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional).

No es necesario parar la producción

 La técnica se aplica en sitio sin interrupción de los procesos productivos del cliente, porque limpia la maquinaria en caliente y en uso.
Incrementa el tiempo de producción hasta un 50%, reduciendo el de limpieza comparado a la limpieza convencional, Es muy conveniente para los programas de mantenimiento preventivo y correctivo de las empresas y organizaciones que están sujetas a estándares de calidad estrictos.